dilluns, 2 de març de 2015

28 de febrero - 1 de marzo: III Siberia Raid



La localidad de Herrera del Duque (Badajoz) acogió la primera prueba de la LERA 2015 con unas condiciones meteorológicas perfectas a pesar de las nubes del domingo.

El sabor que me ha dejado este raid es el de auténtica victoria. Los raids extremeños se caracterizan por ser muy rápidos y relativamente sencillos, y también por dejarme en las últimas posiciones cada vez que participo. Esta vez no ha sido así, y el equipo oficial de aventura formado por Ester, Sergio y un servidor dio muestra de la experiencia que vamos adquiriendo y de un entrenamiento bien hecho.

Sección 1: Orientación urbana

Ester y Sergio dieron inicio al raid con un callejero en blanco y negro como mapa (no me gustaaaaa). Recorrido muy sencillo que hace estirarse al pelotón pero no lo disgrega, que creo que es uno de los objetivos que debería de tener este tipo de secciones. Mi equipo completa la sección sin problemas y entro por fin en juego.

Sección 2: Run&Bike, Patines y bicicleta de montaña

Sergio coge la bicicleta y yo me voy corriendo hasta la zona de patines, donde me los calzo y comienzo a avanzar. Últimamente no lo he entrenado mucho pero me veo suelto y solo me asusto en una de las bajadas donde prefiero tirarme para frenar la bajada (asunto pendiente éste). La subida final fue dura, pero conseguí alejar los fantasmas del II Raid Sierra de Segura donde no pude subir por mal ajuste de los patines. Así, llego a la parte donde debo de coger la bici sin problemas. ¡¡Empieza la orientación de verdad!! Primero planifico la ruta mientras Sergio organiza el material, en un primer momento me agobio intentando encajar los mapas, pero todo me empieza a cuadrar y dejo la ruta bien trazada. Al parecer hay equipos que planifican de manera individualmente y luego lo ponen en común, habrá que probar esa estrategia.

Desde el Puerto de las Navas empezaba una pista rapidísima que nos llevó directos a la 6. De camino a la 7 me encontré con dos opciones, una pista más recta al norte y otra al sur más "a curva de nivel". Elegí la opción norte creo que erróneamente ya que había que ganar y subir desnivel mientras la opción sur seguro era más nivelada.



El siguiente paso clave que erramos, al igual que muchos otros equipos fue el de salirnos de la Pista de las Chorchas sin querer, en una bifurcación con muy poca visibilidad. La pista secundaria iba paralela a la Umbría del Madroñal y en el cruce con la primera vaguada me di cuenta de mi error, en vez de darnos la vuelta, busqué un cruce para bajar a la pista buena, que encontré en un cortafuegos. No reaccioné todo lo rápido que hubiera querido, pero solucionamos el problema eficientemente.


Nos acercábamos a la 8, y en la aproximación cometí otro error despistándome desde el punto de ataque del cruce con una senda (tapada en el mapa imagino que por su poca claridad), después de perder unos minutos sin tener clara ninguna referencia, deshicimos el camino hasta llegar a un cruce en T, y así lo vimos todo claro. Minutos de errores que vamos acumulando y que seguro que la gente de más nivel no comete.




Las dos siguientes las encontramos sin ninguna dificultad, pero saliendo de la zona por la pista del Arroyo del Tomujoso, nos metimos en rampas de bastante desnivel. Sergio, mucho más cabal, prefirió andar y esperar a que el terreno le dejara pedalear en condiciones, pero yo me sentía fuerte, forcé la bici más de la cuenta y acabé arrancando el cambio trasero y partiendo cadena. Error imperdonable de los que mandan un raid a paseo. La maravillosa maña de Sergio pudo apañarme la bici cuando yo lo daba todo por perdido y pudimos continuar, suerte que quedaba muy poco.

Seguimos subiendo con cautela, y decidimos ahorrarnos unos kilómetros atajando por el cortafuegos (pintado de blanco en el mapa), jugada que creo nos salió bien, ante el asombro de las chicas del Verd3. Un pequeño porteo, y ya nos acercábamos a la 11 y transición.

¡Por lo menos llegamos a la T2 sin más problemas!





Sección 3: Kayak y cuerdas

Ester cambia por Sergio y hacemos las dos balizas del Embalse de Cíjara a muy buen ritmo y disfrutando los paisajes extremeños, una grandísima extensión de pinos y agua embalsada.

Ester aprovechó para darme algunos consejos de remada, y probé especialmente el de no dar más de una remada para corregir rumbo, sino solo hacer la palada más profunda.

En seguida estábamos en la zona de pruebas especiales donde yo hice la tirolina desde el puente y a Ester le tocó el rápel donde le tocó pegarse un buen bañito helado.

Sección 4: Pie

Aunque en un principio esta sección era donde yo descansaba, mi bicicleta no estaba en condiciones y acabamos haciendo el pie Sergio y yo. Desde el inicio decidimos dejarnos una baliza para poder hacer con tiempo la sección de bicicleta. Así, descartamos la 20, aunque a veces la miraba de reojo en el mapa por si lo veía posible...

Al revés que la mayoría de raiders que nos cruzamos, decidimos empezar subiendo progresivamente para atacar la 22, ya que el ascenso hasta la 18 hubiera sido más lento.

Corriendo a más no poder, ticamos la 22, 23 y 21 seguidas. La 19 decidimos atacarla por dentro del barranco pero en seguida que empezó a cerrarse, remontamos hasta el cortafuegos para atacar fácilmente la baliza, buena capacidad de reacción frente una situación en la que hubiéramos perdido tiempo. Acto seguido subimos a la 17 donde pudimos observar de las vistas más bonitas de la zona, un auténtico paraíso salvaje el del Parque Natural del Cíjara.

La 18 intenté atacarla "a rumbo" desde la pista paralela a la montaña donde estaba la 17, pero una valla y un cortafuegos que en la realidad tenía más aspecto de pista forestal nos hizo subir un poco más de la cuenta. Bajamos entonces hasta un paso de la valla, y más adelante allí estaba. ¡En apenas dos horas teníamos la sección hecha y mis compañeros le darían caña a la bicicleta!





Sección 5: Bicicleta de montaña

Sección durísima la que completaron Sergio y Ester, con una estrategia muy acertada ya que al final nos salió más a cuenta saltarnos la última sección de pie que habernos saltado la bicicleta.

La espera se me hizo eterna, es la cara oscura de la categoría aventura, paras el ritmo, coges frío y te preocupas por tus compañeros ¿estarán bien? ¿llegarán a tiempo? Por ello, hay que dar un grandísimo aplauso a todos aquellos que se dedican a hacer la asistencia durante todo un raid, ¡eso es un trabajo duro!

In extremis, entraron mis compañeros, bastante satisfechos con la etapa realizada.

Sección 7: Orientación urbana

Se levantaba el domingo más fresco y nublado que el día anterior. Se daba la salida y a por los mapas. Ester y yo fuimos bastante derecho a las balizas, intentando optimizar el sencillo recorrido todo lo posible.

Sección 8: Bicicleta de montaña

Ester y Sergio se pusieron en marcha a por otra sección de bicicleta (olé por mis compis que hicieron muchísimas horas de raid), con un retraso de una media hora, ya que arriesgamos en la orientación y esta vez salió mal, con un atajo que acabó en valla. ¡Para ganar (y para aprender) hay que arriesgar!

Sección 9: Pie 

Con poco tiempo para hacer esta sección y mucho desnivel por recorrer alrededor del Castillo de Herrera, nos decidimos a hacer la 14 y sin tiempo a más. El desnivel se pegaba en las piernas y ya costaba ir campo a través para atacar la baliza. Con un poco de duda, pero bien resuelto por Ester, picamos nuestro objetivo y no nos dio más tiempo que a descender. Durante el sprint final me di cuenta de que podía haberle echado un cable a Ester empujándola un poco, así se se queda pendiente para próximos raids comenzar a utilizar elementos de apoyo para pie o bicicleta para cuando alguno de los raiders está más entero que el otro. ¡¡A seguir aprendiendo!!

En la clasificación, sextos de 10, el mejor resultado de los obtenidos en Extremadura ¡y adelantando a 6 equipos más de aventura masculino! Me voy de este raid con un gran sabor de boca y seguro de que nuestras actuaciones seguirán mejorando. Este equipo repetirá en el Campeonato de España 2015 y de buen seguro que hará un buen papel, ¡vamos a por ello!

Para rematar un premio a la regularidad, 5º puesto Aventura 2014. Hemos estado presentes en 5 de los 6 raids de la LERA (yo en 4 de ellos), incluso acercándonos a los puestos de cabeza en un par de ocasiones. ¡¡¡Muy bien!!!

 

dilluns, 23 de febrer de 2015

22 de febrer: Lliga Autonòmica de Orientació a Peu. Onil (Alacant)

Segona prova de la Lliga autonòmica a Onil. Per ara m'ha coincidit prou bé el calendari i he pogut assistir a les dos primeres jornades. A partir d'ara ho tindré més complicat: els raids són els principals objectius i manen sobre la resta de proves.

Carrera de mitja distància, és a dir, més curta que les que solen fer a esta lliga en la contornada d'Onil. La carrera se'm va donar prou bé, entrant ràpidament al mapa en una balissa que no era fàcil. El tram de la 1 a la 2 va ser prou llarg amb un ascens constant per una riera fins arribar a una pedra prou característica. Així la progressió va ser prou constant sols amb lleugers desviaments de rumb però solucionar amb referències intermitges quan el tram s'allargava. A partir de la 10, se'm va creuar Sergio del Villena, al qual el vaig adelantar en una balissa 11 ben amagada, i a partir d'ací una persecució brutal fins a l'sprint a meta, on vaig arribar a les 197 polsacions, ¡Wow!

Finalment, el el 14é de 19 i un coeficient de 74, ¡possiblement un dels millors resultats des que estic a Sénior A!

Per tant, fi de la posada a punt i encarem el primer gran objectiu de la temporada, el III Siberia Raid s'acosta!!!


diumenge, 8 de febrer de 2015

7 de febrero: Aitana Xtrem Bike Marathon


Segunda participación en la marcha no competitiva organizada por Sport Bike Alicante. Como norma, no me suele gustar repetir recorridos en carrera, pero me lo pasé tan bien el año pasado que decidí repetir, con más motivación si cabe ya que conseguí a liar a Mario, Javi y Climent para que me acompañaran.

La jornada fue gélida: temperaturas por los suelos y presencia de nieve en la Sierra de Aitana objetivo de esta ruta. El ritmo fue bueno desde los primeros compases del día, coronando el puerto de la Grana con relativa facilidad.

A partir de la Torre de les Maçanes se vería cuál sería mi reto personal. Por mi falta de tiempo durante la semana mi bici acabó en un taller de Gran Alacant en manos inexpertas, por lo que el resultado fue una bici aun sucia, desajustada y casi sin frenos, vamos la bici estaba "perfecta" para una ruta así. Se me salía la cadena constantemente y apenas pude bajar bien ninguna cuesta.

A partir del port de Tudons empezamos a ver nieve en muchos tramos, ¡nunca hubiera pensado rodar sobre nieve en Alicante! A pesar del frío, una buena equipación y la actividad física nos mantenían calientes, aunque las paradas excesivamente largas para reagruparnos nos lo hicieron pasar mal. Por eso, después de alguna de estas paradas, salía "escopetado" siguiendo al "gallo guía" del grupo que lo dio todo dirigiendo al grupo, haciendo fotos y animando.

La parada para comer en la caseta cerca de la "Font de l'Arbre" fue más que gélida, había que cambiarse de ropa, listos para la segunda mitad del recorrido. Un vino caliente, una buena paella y algo de pasta y otra vez a la batalla con una pista infernal que te podía sentar mal si habías comido más de la cuenta.




Acto seguido, después de unas buenas cuestas, llegábamos a la Font Forata, que más que una fuente parecía un congelador lleno de hielo, por lo que se llevó una de las fotos más repetidas del día. A partir de aquí quedaba un pequeño tramo técnico (que hice bastante tiempo montado cosa que me enorgullece) y una bajada que nos tenía que preparar para el Pas del Comptador, puerto emblemático del mountain bike. La bajada fue bastante caótica, socorriendo a muchos ciclistas pinchados y el resto que nos despistamos en algunos tramos no muy claros (para ser los últimos, se echó en falta a alguien de la organización con nosotros).

La subida al Comptador será una imagen que recordaré muchísimo tiempo, ya que subimos nevando y sin parar ni un solo momento (el asfaltado final nos echó un cable). Y desde aquí, larguísima bajada a Sella que apenas pude disfrutar casi sin frenos, pero nada, me lo tomé con calma y llegué al sitio que tocaba.

La última subida fuerte hacia el Racó Ample y Relleu la hice con ganas, me encontraba muy fuerte, pero las continuas salidas de cadena de mi bici me impidieron llevar un ritmo constante.

A partir de Relleu, todo asfalto, en buena compañía con mis compis de Club y saboreando el haber superado las dificultades de la ruta. Esto del mountain bike engancha, ahora solo nos falta un mapa, una brújula, un rato de correr, kayak...¡¡vámonos de raid!!


dilluns, 26 de gener de 2015

25 de enero: Lliga Autonòmica d'Orientació a peu. Ibi (Alacant)

Encetem el 2015 mirant com a primer objectiu el III Siberia Raid, primera prova de la LERA. Però, abans de tot no n'hi ha millor manera de començar la temporada amb una orientació a peu en la pinada de Terol, a mig camí entre Ibi i Tibi i amb el riu Verd com a espectador de luxe.

Només començar ja em despiste en la primera balissa al confondre una runa amb una formació rocosa. A partir d'ací conseguisc anar prou dret i amb poques errades. De la 5 a la 6 em sorprenc del gran desnivell i del riu ple d'aigua...quins indrets més bonics descobrim a estes carreres!!

Fins a meitat de carrera la cosa va prou bé, però la fatiga s'acumula i la segona meitat del recorregut no ens deixa respirar. Al llarg tram de l'11 a la 12 em creue amb una super elit com Ester Gil que vola directa a la balissa i ja no la torne a vore. El pas obligatori no m'acaba de quedar clar però gestione bé l'entrebanc i torne a mullar-me els peus per posar rumb a la part final. Amb alguna errada final, arribe a meta més que content amb un 23é lloc de 34, amb un coeficient de 69 punts, molt per damunt del rang de 40-55 punts que feia en temporades passades. Que continue esta millora!!!



dilluns, 15 de desembre de 2014

13 de diciembre: Rogaining Gran Canaria




Fuera de temporada se me presentó una ocasión muy especial de visitar la isla de Gran Canaria con motivo del Campeonato de España de Rogaine 2014. En un principio caí en el error de pensar que la zona no sería montañosa, pero se nos presentó una zona boscosa llena de pino canario y de formaciones rocosas inéditas que le daban al mapa un aspecto muy interesante y técnico.

Para la ocasión hicimos equipo Mario y Tarí, dos élites del Club con los que estaba claro lo que iba a pasar, iba a sufrir con el ritmo que impusieran y me lo iba a pasar de narices. También nos acompañó el equipo femenino de Ester, Lidia y Ana dispuesto a asaltar el Campeonato de España.

Después de una noche gélida donde más de uno no pudo dormir en el "suelo duro" que facilitó la organización, estábamos dispuestos a todo. Por supuesto el mapa era gigante, con inicio cerca del Pico de las Nieves, la cota más alta de la isla a 1949 metros.

Estos mapas siempre me han despistado bastante, y me cuesta un buen rato trazar una estrategia. La parte sureste parece la mejor para empezar (por allí empezarían los ganadores), pero decidimos irnos a la parte más salvaje y bonita, la oeste, llena de cortados imposibles y desniveles de vértigo.

Empezamos a un ritmo bastante alto, confiados después de picar rápido la baliza en la cota más alta, y en la segunda perdimos muchísimo tiempo sin capacidad de adaptarse a la escala de 1:25000 hasta mucho más tarde. Después de la desastrosa 70, empezamos a coger ritmo. Después de la 97 tocamos carretera y yo ya no conseguía seguir el ritmo de mis compañeros por lo que casi dejé de orientar para confiar totalmente en mis compañeros. Aun así, como, aguanto, recogemos algunos frutos secos del campo y empezamos a cerrar el círculo de nuestro recorrido. De camino a la 96 comienza a llover, baja la temperatura y se me empañan las gafas cosa de dificulta y mucho mi avance.

Por fin, llegamos al Roque Nublo, sin poder disfrutar del paisaje, pues las nubes lo envuelven todo. Sorprende la gran cantidad de senderistas que había por los alrededores dado el tiempo poco propicio. ¡Muy bien por los grancanarios!

La presión por el poco tiempo que nos quedaba nos empieza a desanimar y nos dejamos balizas aparentemente fáciles (la lluvia convirtió el terreno en muy peligroso). In extremis, cogimos la 60 en un ascenso durísimo a meta, llegando pocos minutos tarde.

Finalmente, 14º de 20, un resultado bastante discreto pero con la certeza de que habíamos disfrutado de la parte más bonita y espectacular de la montaña grancanaria. ¡¡Volveremos a esta hermosa tierra!!

diumenge, 30 de novembre de 2014

27-28 de noviembre: I Raid Sierra Suroeste (Salvaleón - Badajoz)




Otra liga que se acaba, la LERA, que ha sido esta temporada que acaba uno de mis principales objetivos, una liga en la que he aprendido mucho: a organizar mi material, a orientar durante horas (en Pontevedra hice el 95% del raid y en Montanejos gran parte también), a comprobar que el entrenamiento funciona, a gestionar la noche, los bajones mentales... Hay raids en los que hemos rozado pódium y otros en los que hemos quedado muy lejos. Las pruebas donde predomina la bici y la orientación sencilla son nuestra perdición; mientras pruebas con mucho trekking y mapas específicos nos benefician. ¡¡Ahora toca reflexionar y trabajar nuestros puntos débiles!!

Volvemos a Salvaleón un año después dispuestos a recorrer las dehesas extremeñas, llenas de barro y agua para la ocasión fruto de las lluvias pasadas.
Nos esperaba un raid rápido con pocas opciones de recorrido pero con balizas bien escondidas, no parecía ser un raid adecuado para mi equipo pero fuimos a por todas.

1ª Sección: orientación urbana

Sergio y Lidia empezaron con la urbana, otra vez una ortofoto en blanco y negro. Un pequeño error les hizo perder unos segundos, pero aun así fueron bien mientras yo calentaba bailando con el ambientazo de la salida.

2ª Sección: bicicleta


Sergio y yo nos lanzamos a por la bicicleta de montaña, en la sección más larga del raid. Enmedio de la niebla empezamos a remontar pistas de tierra hasta la baliza 5 sin problemas. El recorrido fluía rápido pero en las inmediaciones de la 6 perdí media hora, primero por pasarnos la vaguada clave, y segundo por salir de la baliza por donde no era en zona prohibida, teniendo que volver sobre mi camino en busca de la pista correcta.

Una vez cruzada la carretera y manteniendo ritmo llegamos a la sin problemas. Las balizas eran sencillas pero en la zona estaban bien escondidas. Las dehesas y los ríos a rebosar dominaban el paisaje y el tramo hacia la 8 fue uno de los más bonitos que recuerdo en un raid LERA. Después de un vadeo con la bici en alto seguimos en descenso sin problemas hasta la 9 y posterior transición en Brovales. Habíamos ido muy lentos y estábamos totalmente descolgados del pelotón...

3ª sección: kayak

Incomodísima sección la que hicimos Lidia y yo en el Embalse de Brovales, ya que era imposible mantener la embarcación recta, no sé si por mi deficiente manejo del remo, las corrientes o un kayak defectuoso. Aun así, tardamos una hora solo.

4ª Sección: trekking

Sergio y Lidia marchaban al trekking y mientras yo me dedicaba a descansar, estirar, comer, equipar la bici con luces y preparar algo para mis compañeros. Lo peor, tener que ver cómo pasa el tiempo a la espera de ver la vuelta de Sergio y Lidia.

5ª Sección: bicicleta

No empezamos bien la sección ya que intentamos acortar rodeando el embalse, pero el terreno estaba impracticable y dedicimos cambiar e ir por una carretera que ya habíamos cogido por la mañana. Reaccionamos rápido a la adversidad y eso es un punto a nuestro favor, ¡parece que vamos aprendiendo!

La noche caía, y pasadas las vías del tren tomé como referencia una agrupación de casas, pero nos despistamos y nos salimos de la pista, aun así volví a reaccionar en seguida y en seguida estábamos al acecho de la 21, otra vez con vadeo incluido de río.

Comenzamos a remontar un espolón temiendo pasarnos la 22 que estaba dentro de la vaguada. Tomé una pequeña curva como referencia (Sergio decía, de broma, que cogiera la "a" del mapa) que nos ayudó a encontrarla en seguida. La orientación nocturna no se nos estaba dando mal e íbamos a gusto.

Una pequeña duda con los cruces y una rotura de cadena antes de la 23 (estábamos de barro hasta arriba y la bici sufría mucho) nos retrasó ligeramente y decidimos seguir por la pista hasta el Valle de Santa Ana por si aun estaba el tiro con arco, luego comprobamos que la prueba había cerrado mucho antes. Por asfalto fuimos hasta el Valle de Matamoros, la transición que sería nuestro final de día ya que no nos daba tiempo a hacer las secciones que quedaban. Como el año pasado, no fuimos capaces de terminar en Salvaleón.

8ª Sección: orientación urbana


El domingo empezó de nuevo con una urbana. Me propuse hacer todas las secciones ya que me encontraba bastante fresco.

Lidia orientó sin problemas a un gran ritmo y en seguida estábamos rotulando la ruta de bici que nos esperaba.

8ª Sección bicicleta

Salimos como el año anterior hacia el norte de Salvaleón. Debería de haber salido con el segundo mapa y haber memorizado el pequeño tramo del primer mapa para evitar cambios innecesarios.

Fuimos casi en pelotón, encontrándonos la 5 y a la bajada a nuestros élite, que habían pinchado pero sin perder los ánimos. Giramos por una pista que se iba empinando hasta un tramo más técnico. La 6 estaba en una valla y a pistear de nuevo, me encontraba bien e íbamos bastante rápidos y seguros.

Me pasé por unos metros el giro a la 7, pero volvía a reaccionar rápido. Después nos dirigimos hacia Barcarrota, donde a su salida me equivoqué de pleno y fui a la 9 en vez de a la 8, encontrándome con el pelotón de frente, ¡¡vaya despiste!! Después de un tramo de ida y vuelta atacamos la 10 en un collado.

Después de esto todo parecía fácil pero aun me equivoqué una vez más...el exceso de confianza hizo que me equivocara de cruce y acabáramos en la carretera. Me costó un poco caer en la cuenta pero corregí y llegamos bien a la transición. Una pena de errores tontos, porque de otra manera el trekking lo podríamos haber completado.

9ª Sección: trekking

Después de que Ester me embuchara un plátano, encaramos el trekking final, que lo empezamos con muchas ganas y la 12 cayó sin problemas y a buen ritmo. A la 13 nos costó llegar un poco al quedarme enganchado en una valla, y por el exceso de confianza que nos hizo perder de vista la baliza por unos segundos. Estábamos disfrutando pero tuvimos que dejarnos las dos balizas restantes por falta de tiempo.

Un vertiginoso descenso en bici a Salvaleón remató la jugada y llegamos a meta a tiempo. No ha sido nuestro mejor raid, pero hemos sabido gestionar los contratiempos bastante rápido y la orientación nocturna se me dio bastante bien por primera vez. Seguimos dando pasitos hacia delante, ¡¡¡la LERA 2015 nos espera!!!

dilluns, 24 de novembre de 2014

23 de noviembre: V Bike Orientación Yéchar (Murcia)



Vuelta al lugar donde empecé a hacer OBM pero con un salto cualitativo en la calidad de los mapas. Si bien hasta hace poco los mapas topográficos del IGN eran los que predominaban en el Circuito del Sureste, poco a poco nos vamos tecnificando y para esta edición nos hemos encontrado un mapa específico de altísima calidad, solo con el pequeño detalle que los colores eran de O-Pie y no de OBM (lo mismo me pasó a mí cuando hice el mapa de Ontinyent, corregido gracias a Alejandro).

El recorrido, una auténtica delicia y con varias balizas que se podían hacer a la ida o a la vuelta; y con zona de huerta y montaña, ¿qué más se puede pedir?

Otra vez hice el mismo error que en Albudeite, el triángulo no estaba puesto donde tocaba y me fui hacia la carretera hasta que conseguí reorientarme. Una vez dentro del mapa, tocaba darle pedales... 41, 40, 50 y 39 cayeron rápidamente y decidí hacer la 58 en ida y vuelta. Seguí bastante fluido hacia la 55 y la 32, hasta que llegó la 45 y me despisté ya que la entrada a la rambla no la vi clara. Resuelta la crisis me salté la 36 (iba demasiado lento) y piqué fácil 38, 42 y 53.

A partir de aquí fui muy lento, rodeando para llegar a la 34 y sufriendo cuando se empezó a complicar la cosa en la zona montañosa del norte del mapa. Me salté la 46  y fui directo a por la 43 y 54. El tiempo se me tiraba encima y ya solo me dio tiempo a bajar rápido y hacer la 56, 49 y 200.

Definitivamente la rapidez no es lo mío y aunque no orienté mal, volví a quedarme en la parte baja de la clasificación. Después de todo, estas pruebas no son un objetivo principal, pero sí son algo esencial en mi preparación para los raids ya que tocar mapa en competición me da fluidez y seguridad para los raids de aventura.

Acaba el Circuito del Sureste y ya estoy ansioso de ver qué pruebas hay en 2015, se está trabajando muy bien la OBM en esta zona y seguro que saldrán de aquí mapas y recorridos tan espectaculares como éste.